¿Rostro con 10 años menos? El HIFU Facial es para ti

¿Quién no está harto de esas horribles patas de gallo a pesar del uso de infinidad de cremas?… y la ¡bendita papada!, la cual no desaparece por más que intentemos todos los trucos que vemos en Facebook o Youtube. Existen personas que consultan, como último recurso a un cirujano plástico, pero cuando nos enteramos de cómo es la cirugía o cuando vemos a gente que obtiene resultados indeseados (sin vuelta atrás), ¡nos entra un miedo terrible!… Felizmente se han creado varios equipos médicos de ultima tecnología que no necesita realizar cortes, ni dejar cicatrices, y que logran mejores resultados que pasarse la vida untándose cremas. Una de ellos es el HIFU FACIAL.

El HIFU Facial, es un tratamiento a base de ultrasonidos emitidos por un equipo especial, la energía que proporciona el HIFU crea micro coagulación térmica de las capas de la piel sin daños en la superficie del rostro, cuello o papada, tratado con precisión desde la parte más profunda de la dermis (reticular) hasta la parte más superficial (dermis papilar) así como el SMAS (Sistema Músculo Aponeurótico Superficial) gracias a sus 3 cartuchos intercambiables, obteniendo así un triple efecto lifting.

Durante su aplicación, el paciente tendrá una sensación de hormigueo en la zona que se trabaja y si siente molestias, avisa al profesional que está realizando el tratamiento para que ajuste la temperatura en función a su nivel de resistencia y las características de su piel. Cada sesión de este tratamiento, dura aproximadamente de 30 a 40 minutos dependiendo las zonas a tratar.

Este tratamiento novedoso y seguro de tensado muscular, va a ayudar a producir una redefinición del borde de la cara, mejorando la flacidez, producto del paso de los años, nutrición no adecuada y la contaminación ambiental.

Los resultados del tratamiento son visibles desde la primera sesión.

    • Reafirmación de piel de la frente
    • Efecto lifting en las cejas.
    • Disipación de las arrugas alrededor de los ojos y la frente.
    • Reducción y eliminación de la papada, consiguiendo mejorar la línea de la barbilla.
    • Reducción y eliminación las arrugas del cuello
    • Prevención del envejecimiento de la piel del cuello.
    • Reafirmación de la piel de la mejilla (Lifting)
    • Restauración la elasticidad.

El efecto es progresivo y natural ya que, desde la primera sesión, podemos conseguir el efecto deseado en un máximo de 60 días es de larga duración, en el cual se determinará si requiere otra sesión.
El HIFU no sólo es utilizado en el rostro, papada y cuello sino que también está indicado para combatir de forma no invasiva:

  • Las “alas de murciélago” (flacidez y grasas en la cara anterior de los brazos).
  • La grasa localizada alrededor del obligo.
  • La flacidez y grasa de la cintura logrando una redefinición de la cintura

Sin embargo, a pesar de sus bondades se encuentra contraindicado en pacientes con cáncer o prótesis en las zonas a tratar.

Entonces, ya conoces el HIFU Facial de Clínica Jacmont que te rejuvenecerá el rostro, cuello y papada y que te quitará 10 años menos, siendo la sensación (y envidia) entre tu amigas.

Si te gustó este artículo, comparte la información, si quieres decirnos algo, escribe en la sesión de comentarios

Leave a Reply