Patas de Gallo

También conocidas como líneas de expresión y arrugas al sonreír, son pequeños grupos de finos pliegues que se forman alrededor de los ojos, específicamente en la parte externa.

Las patas de gallo se forman con la edad, generalmente a partir de los 30 años, la profundidad depende del tipo de piel. A mayor elastina y colágeno, menos arrugas faciales ya que son las encargadas de dar elasticidad de la piel de todo el cuerpo y disminuyen con la edad. Las arrugas son símbolo de disminución de la hidratación, y pérdida de proteínas. Contribuyen además los rayos solares, la contaminación ambiental, el fumar.

Para conservar la piel joven es necesario una dieta saludable con alto contenido de antioxidantes ya que estos evitan la formación de radicales libres, evitar la administración de bebidas gaseosas u alcohol, prevenir la larga exposición bajo el sol, proteger el rostro con bloqueador y uso de lentes que eviten contacto con humo y rayos uv.

Así también existen otros tratamientos que ayudan a mantener la piel rejuvenecida, como son:

Ácido hialurónico: producto biodegradable de alta calidad aprobado por FDA el cual es aplicado para corregir defectos producidos por el paso del tiempo como surcos, arrugas, líneas de expresión, flacidez y falta de tonicidad. Su efecto y acción son inmediatos.

Plasma rico en plaquetas: Tratamiento mediante el cual se extrae el plasma sanguíneo de alta calidad al cual se le incorpora formación biológica y ozono para ser aplicado en la zona a rejuvenecer.

Plasma Gyco: Es el primer lifting biológico natural y progresivo, en el cual los resultados son perceptibles desde la primera aplicación: produce cambios en el rostro no solo de textura y coloración de la piel sino que tiene efecto lifting.

Borox: Utilización de toxina botulínica para eliminar las líneas de expresión arugas, se aplica en ambos sexos proporcionando expresión más joven y radiante.